• Espacio Mi Luz

1 a 7 de Agosto – Semana Internacional de la Lactancia Materna


Espacio Mi Luz acompaña a UNICEF y la Organización Mundial de la Salud en la difusión de la Semana Internacional de la Lactancia Materna para que más personas sepan de los múltiples beneficios de esta práctica para la salud física y emocional del bebé y la madre.

En tal sentido, Usted debe saber que:

La lactancia materna es fundamental durante los primeros seis meses para el desarrollo, el crecimiento y la salud del bebé. A esta edad el bebé debe incorporar paulatinamente otros alimentos pero idealmente la lactancia debería continuar al menos hasta los dos años o más.

La lactancia materna protege al bebé contra enfermedades. Además de contener todos los nutrientes que el bebé necesita, la leche materna contiene anticuerpos que lo protegen contra muchas enfermedades, entre ellas la diarrea y la neumonía, que son las principales causas de mortalidad en la infancia.

La lactancia materna también es buena para las madres. Está comprobado que dar de mamar reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario, diabetes tipo 2 y depresión posparto.

Los beneficios de la lactancia materna se prolongan mucho más allá del periodo de lactancia. En realidad, quienes fueron amamantados con leche materna mejoran su salud de por vida. En general, son menos propensos al sobrepeso, a la diabetes tipo 2, y consiguen mejores resultados en los test de inteligencia.

Las leches artificiales en ningún caso pueden reemplazar a la leche materna. Ninguna fórmula artificial logra el delicado equilibrio de nutrientes de la leche materna, tampoco contiene sus anticuerpos y es más probable que se contamine con bacterias.

Es fundamental apoyar y enseñar a las madres para que den de mamar a sus hijos leche materna. Amamantar es algo que se aprende, por eso es importante que las madres dispongan de la contención y el consejo de otras mujeres que hayan pasado por esta experiencia o profesionales debidamente entrenados. Esto es más necesario aún cuando se enfrentan dificultades como la separación del bebé y la madre por horarios laborales.

Se debe mantener la lactancia durante el horario laboral. La lactancia es un proceso fisiológico que no debe ser interrumpido. No es lógico que intentemos adaptar nuestra biología al mundo moderno. Sería mucho más práctico que las actividades laborales se adapten para favorecer la lactancia materna mediante guarderías en el lugar de trabajo, pausas para lactancia y lugares higiénicos adaptados.

La lactancia materna no debe interrumpirse ni reducirse cuando a los 6 meses se comienzan a incorporar otros alimentos. A partir de los 6 meses las necesidades nutricionales del bebé son mayores, no debe entenderse que los alimentos que se vayan incorporando desde ese momento van a “reemplazar” a la leche materna que sigue siendo necesaria en igual proporción, sino que se deben “sumar” a su alimentación de base que por un tiempo seguirá siendo la leche materna.

Fuente: OMS http://www.who.int/features/factfiles/breastfeeding/es/

#lactanciamaterna

3 vistas